Breve yesca, breve beso



Fue breve  yesca
que aletargó el fuego.
¡Llama quemante,
quemante hielo,
que duele tanto
 su amargo duelo!
Nefasto sueño,
frustrado beso
arrastrado por el viento
de aplastante peso.
Fue a la pesca
insatisfecho ego
aprendiz de amante,
beso, pisoteado en suelo.
Lágrimas de un llanto
de helado viento.
Quimera sin sueño,
breve beso.
Desierto quedó lo soñado,
 su pasión en deceso.

Carmen Silza




Haikus-Carmen-Silza



Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Amigos de Rodar y Volar

Google+ Followers