El más dulce traslado, así, mi pícaro, asín...


El más dulce traslado,
así, mi pícaro, asín...


No hay distancia más larga
que la que me distancia de ti,
ni más grande sufrir,
que el no tenerte a mi lado.
 Eres la estación,
donde florece la flor de mayo,
para mi piel con ella vestir,
 para cubrir mi cuerpo,
con tan hermoso sayo,
para ir, a el más dulce traslado,
a un mágico existir,
  con mi mirar al tuyo afiliado,
para beber el exquisito festín..

No hay estancia más amarga,
en la que no pueda sentir,
mi alma sobre tu alma
y el oír de tu latir.
Y en ese son yo me muevo,
como se mueve la vid...
Sigo el rastro de mi amado,
con su mano sobre mi mano,
con su brazo en torno mío,
por sus yemas modelada,
raudo a mi llamada,
¡así, mi pícaro, asín!...

No es jinete el que no cabalga,

sobre el cálamo de un lucir,
ni es vuelo en calma,
ni hay magia en su vivir.
Amar y ser amado,
es labor del buen medir,
como él mide y repasa,
mi figura sin oprimir.
Contigo es ir de buen agrado,
porque soy dueña de ti,
 de tu océano, de tus labios
los que posan en mi boca,
el más bello carmín. 
Dueño él y su mano,
de mi rosa, espinas, y tallo,
y de las cuerdas de mi violín.

Carmen Silza



Safe Creative #1508214920415

Amigos de Rodar y Volar

Google+ Followers