Vomitando el alma en mil pedazos, en el día, que no da a luz


Vomitando el alma en mil pedazos.
En el día, que no da a luz

Cuéntame desde ese silencio,
 el porqué el alba se fue,
y por la ventana ya no entra,
lo que por derecho es nuestro, ¿ por qué?...
 Dime... ¿por qué desde algún día,
en vómito se lleva el alma
arrojada en mil pedazos,
y a punta de cañón,
nos traspasan sus balazos?.
Cuéntame, antes que se extinga el Sol,
¿cual fue el mísero error,
que desde algún entonces,
 nos muerden el alma,
y nos apresan con dolor?.
¿ Por qué desde algún momento,
la desdicha nos mira a punta de acero,
 nos echan un ojeo, nos hacen reos,
y diñando sin morir, 
nos llevan a un entierro ?.
Qué mal zancada nos llevó,
a errar con mal paso, por aquí... 
que la tierra ya no es benjuí.
Cuéntame desde ese silencio,
¿por qué el primer fulgor de la mañana,
ya no viste las ventanas,
 en la noche todo es reproche,
y el día, ya no da a luz?.
 ¿ Por qué ese maldito silencio ?...
 que viene de una trena,
mudo y sin resquicio,
 y a punta de estilete,
nos clava una condena.
Cuéntame tú, sí, tú,
el que mira sin mirar,
el que se lava las manos,
y a punta de aguijón,
envenenas los derechos ,
de los más necesitados.

Carmen Silza



Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Amigos de Rodar y Volar

Google+ Followers