En un aprieto, siempre hay una partida


En un aprieto
Siempre hay una partida

En un aprieto,
siempre hay una partida
y un sendero acertado,
espalda y frente que gira,
a un futuro o pasado.
 Por tierra viva
con andar gris o claro
despierta o dormida,
casi muerta o vibrando,
agotadas las pilas,
o el cinturón holgado.
En la inquietud o en las brisas,
en el edén o en el ocaso...
Serán cenizas el bajo y el alto
con el viento que grita,
con el eco de unos trazos,
un rumbo sin rencillas,
deseo de todo manso.
Firmes en las filas,
como enfilan los pájaros,
por sendas floridas,
y caminos sin bálsamos.
Manos que rilan,
buscando un pedazo,
miradas sufridas,
temblorosos los años.
Azucenas mustias,
lirios pasados,
rosas floridas,
y claveles encarnados.
Siempre hay una partida
hacia una mirada que lira
sin traición ni engaño.

Carmen Silza

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Amigos de Rodar y Volar

Google+ Followers