Y no es...que me haya olvidado de ti.Con tu salto de ángel, ¡Campeón!, eres mi guía


Y no es...que me haya olvidado de ti.
Con tu salto de ángel,
¡Campeón!, eres mi guía

Siento, que he llegado al término de este duelo,
él que me hacía sollozar
 en todo segundo, en desconsuelo...
Y no calculaba mi alrededor,
ni lo que me estaba perdiendo.
Y no es... que me haya olvidado de ti,
pero parecía, no tener fin este entierro,
una dura realidad, que ya puedo distinguir.
Por fin... he consumado, esa dolorida postura,
y en levitación, de mi cuerpo la vi salir.
Y no es... que me haya olvidado de ti,
pues te sigo recordando, aquí dentro, aquí.
Pero ya no siento mi pecho oprimir,
entra el oxígeno y lo siento salir,
y esa palpitación, que no me dejaba dormir, 
desapareció... y ahora duermo,
 y tu recuerdo duerme en mí,
Cuando decidiste partir
en suplicio me dejaste,
y tu salto de pértiga me donaste, 
y una herida, sin pérdida de sangre.
Ahora, eres un hermoso recuerdo,
un trazo dulce, sin vinagre,
un día, sin noche fría.
 ¡Campeón, sigues viviendo!,
porque, un trocito de ti, lo llevo dentro,
 eres parte de mí, y esa porción es mi guía,
la que me hace más fuerte
la que me ayuda a saltar el abismo.
con tu salto de ángel,
y tu recuerdo amoroso,
  bálsamo, que fluye por mi glía.
Papá ¡Campeón!, 
y no es... que me haya olvidado de ti.

Carmen Silza

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Amigos de Rodar y Volar

Google+ Followers