Nuestro autentico pon, que ande descalzo


Nuestro auténtico pon,
que ande descalzo.

Es la tierra un auténtico teatro,
con el mejor repertorio de actores,
a la espera, del codiciado óscar.
El más variopinto escenario,
donde las máscaras,
pueden ser lo que se propongan,
sin salir de escena.
En el fondo de una trena,
nos podemos sentir a salvo,
encasillados en nuestro ego...
Somos nuestro propio carcelero,
poseemos la llave para abrir la puerta,
y romper, los barrotes de hierro.
Subir el telón de nuestro delicado corazón,
abrir la presa, para que fluya la sangre,
y usar en esta comedia, 
nuestro auténtico pon,
 para que ande descalzo...

Carmen Silza

Amigos de Rodar y Volar

Google+ Followers