Pluma caminante


Pluma caminante
En diástole y sístole.

Lámina rebosante,
de flores de pasión.
Mies ondulante,
como ondula la flauta
del poeta andante,
apasionado con su misión.
Ronda para el corazón,
tendido sobre el herbazal.
Una diástole de amor delirante.
Una sístole desatendida...
socorrida, por la floresta fragante,
en la tierra de un poema,
en el vestigio, por los trazos...
 de la pluma caminante.

Carmen Silza


Amigos de Rodar y Volar

Google+ Followers