En un estampado de letras, aunque un pellizco me espante.



En un estampado de letras,
aunque un pellizco me espante.

Mi latir tendido,
en nuevo estampado de letras
 un lozano anuario,
donde dar color a nuevas vetas.
Tras el brío de una rueda
sobre su brocado y encaje,
por un mar infinito,
por los frunces de la greda.
Como rosas y lirios,
como hebras de seda.
 Barcas ondulan en equilibrio,
por un nuevo talante,
y timonean, al son de las gaviotas
que bogan a remonte,
hacia un horizonte de curvas y rectas,
por un nuevo atuendo que afronte,
memorias rotas y metas nuevas.
Por esa orla costeo, y dejo,
que su corriente me invada,
y hurte del baúl orante,
 su ayer y el filo de su espada.
En un arca vacante voy, 
para abarquillar la dirección,
de un nuevo instante,
con una fresca lección,
  aunque un pellizco me espante.

Carmen Silza

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Amigos de Rodar y Volar

Google+ Followers